Técnicas de Escalada: Sé un mejor escalador

“Algunos enlaces pueden ser enlaces de afiliados. Es posible que nos paguen si compra algo o realiza una acción después de hacer clic en uno de estos "

Para poder escalar esas rocas altas o paredes, los grandes escaladores se concentran en la técnica. Si quieres convertirte en un mejor escalador, debes perfeccionar tus técnicas de escalada y movimientos. Y la mejor manera de hacerlo es escalando cada oportunidad que tengas.

Mejorar las técnicas de escalada implica aprender principios de movimiento y equilibrio.  Una vez que domines esos principios, podrás concentrarte en los movimientos individuales.


¿Ya tienes tu equipo de escalada? Zapatos | Casco | Arnés | Aseguradores


Técnicas de Escaldas
Imagen de StockSnap en Pixabay

Técnicas de Escalada: Usa tus manos

La cantidad de movimientos y posiciones que podemos hacer con nuestros dedos y las manos sobre varias formas de roca o agarraderos, son asombrosas. Los mejores escaladores de roca utilizan sus manos para tener la estabilidad, no solo para subir. Debes agarrarte con los brazos ligeramente doblados, usando los pies para empujarte hacia arriba.

Estos son los tipos de agarres que tú, debes saber:

Los Jugs (Jarras)

También conocidas como cubetas, o simplemente como las presas más grandes y fáciles, llevan el nombre de «asas de jarra». Es muy probable que tu primera ruta esté llena de jugs, y aunque puedes sentir que son fáciles, definitivamente hay una técnica para escalar en jugs.

Agárrate de estos jugs utilizando la menor cantidad de energía posible. Aprender a conservar la fuerza, y a no sobrecargarte es vital, deberías aprender esta técnica en retenciones en las que es fácil agarrarse.

No coloques el jugs cerca de tu pecho para poder realizar el siguiente movimiento, y explora desde una posición tranquila y suspendida. Las jarras también son excelentes lugares para sacudirse, colocar el equipo y preparar tu mente.

Crimpers

Estos son bordes de los que te agarras con las puntas de tus dedos, puedes agarrarte con la mano abierta o cerrada. Para el crimp, coloca los dedos en un borde y enróllalos de manera que las articulaciones de los dedos estén dobladas hacia arriba, luego coloca el pulgar sobre el dedo índice. Esta es las técnicas de escalada más poderosa para las presas pequeñas, pero también la más propensa a las lesiones, ya que se ejerce una gran presión sobre los tendones.

El crimp con la mano abierta generalmente es para aguantar más fácilmente las agarradas, te permite tener los dedos más relajados, pero puede agarrar la mayoría de los crimps con una mano abierta, y eso es lo que realmente se prefiere. Además, con la mano abierta colocas menos tensión en los dedos y les da más fuerza.

Crimp con mano cerrada / Crimp con mano abierta Cortesía: rockandice.com

 Bolsillos o Pockets

Casi todos los gimnasios tienen una gran cantidad de estos agarraderos, y tendrás que saber cómo usar los bolsillos para escalar. Coloca la mayor cantidad de dedos posible en un bolsillo, lo que puede significar apilar los dedos, colocándolos uno sobre otro.

Ten cuidado, al igual que con los crimps, si pones mucho peso en un solo dedo, o incluso unos pocos, es probable que te lesiones

Busca en el interior del bolsillo el punto cómodo, a veces se oculta hacia la parte posterior, hacia el costado o incluso en la parte superior. Experimenta con los dedos también: algunas personas encuentran que sus dedos anulares son más fuertes que sus dedos índices, y prefieren usarlos cuando un pocket solo toma tres o menos dedos.

Pocket                 Cortesía: thoughtco.com

Pinches

Con esta técnica tienes que usar ese importante dedo que nos diferencia la mayoría de los animales: el pulgar. El pinch clásico es una protuberancia que puedes apretar. Los pinches, sin embargo, pueden inclinarse en cualquier dirección, así que ten una mente abierta. Los pinches generalmente son más fáciles de agarrar que los crimpers.

Ejemplo de Pinches     Cortesía: outdoorsireland.blogspot.com

Slopers

Los slopers son agarraderas que generalmente son redondeadas y sin un borde o labio positivo para que los dedos se puedan agarrar. A menudo encontrarás slopers en las subidas de losa. Se necesita práctica para utilizar eficazmente asideros Sloper. Los slopers son más fáciles de usar si están por encima de ti en lugar de a un lado, de modo que puedas mantener tus brazos rectos para un máximo apalancamiento cuando los agarres. Los slopers son más fáciles de usar en condiciones frescas y secas, en lugar de en un clima cálido y sudoroso.

Si estás escalando y te encuentras con un sloper, toca con los dedos para encontrar la mejor parte para agarrarte. Algunas veces encontrarás una ligera cresta o protuberancia que permite un mejor agarre.

Los slopers, debido a que son tan poco vistosos y difíciles de usar, requieren más técnica: la distribución del peso y la correcta posición del cuerpo son fundamentales. Coloca tu mano en un sloper y mantén tus dedos más juntos para una mayor fuerza.

Intenta de poner tu cuerpo bajo un sloper tanto como sea posible. Ten en cuenta que una vez que tengas una posición sólida de la mano en un sloper y te estés moviendo hacia arriba, puede ser más fácil rotar la mano hacia los lados, con el pulgar hacia la pared, para mantener una postura similar a la de una rana así evitas perder el agarre y balancearte hacia afuera.

Ejemplo de Sloper          Cortesía: thoughtco.com

Técnicas de Escalada: Usa tus pies

Entre las técnicas de escalada, la del pie es la más útil, la idea es mantener tu peso sobre sus pies. Una postura erguida, atlética, y en equilibrio es lo ideal. Recuerda que tus piernas son más fuertes que tus brazos, aprovecha eso. Practica tu técnica de pies y acostúmbrate a levantar peso con la parte inferior de tu cuerpo.

Muchos principiantes intentan levantarse por la pared y se cansan rápidamente. Imagina que es como subir una escalera: no te levantas, das un paso adelante, usas los brazos y las manos para mantener el equilibrio. Es lo mismo en la escalada.

Cualquier punto de apoyo que encuentres requiere precisión. Lo mejor es practicar en rutas fáciles, pero siempre debes procurar la colocación precisa y coordinada de los pies. La técnica del pie se puede resumir en tres posiciones básicas:

El borde

Así como suena: pisas una presa con la goma del borde de tu zapato. Puede usar el borde interior, con el dedo gordo del pie, que te ofrece estabilidad en las presas más pequeñas, o puede usar el borde exterior. Tu elección va a depender de la dirección en la que debas moverte para poder subir o bajar, para descansar el pie o simplemente porque esa posición te ofrece el mejor equilibrio.

Ejemplos de Borde Cortesía rei.com

Enganches

Ganchos de talón y de punta. Para realizar esta técnica debes colocar el talón en una posición de sujeción, generalmente por encima o al nivel de la parte superior del cuerpo. Colocas tu talón y luego tiras con tu pie. Es tan simple como eso y los matices de la técnica vendrán naturalmente.

Ejemplo de Enganche Cortesía: rockandice.com

Smearing 

Utilizas esta técnica cuando no tienes un punto de apoyo real, por lo que confías en la goma de tu zapato y lo friccionas o frotas contra la roca.

Esta fricción es útil en la escalada de losas, cuando estás en una roca de ángulo bajo sin muchos puntos de apoyo definidos. Cuando frotes, busca pequeñas depresiones o salientes que te darán un poco más de fricción.

Tips

Haz lo posible para mantener tus pies directamente debajo de ti. Está atento a los puntos de apoyo en buenas posiciones, para que puedas mantener un mejor equilibrio.

Una vez que pongas tu pie, mantenlo quieto. Tendrás una mejor oportunidad de mantenerte en ese punto de apoyo mientras haces tú próximo movimiento.

Mantén el talón bajo para que tengas más contacto con la pared. Con un tacón alto, hay menos goma contra en la roca, lo que reduce la fricción y aumenta las probabilidades de que alejes el pie de la pared cuando hagas tu próximo movimiento.

Técnicas de Escalada: Mantén el Equilibrio

La base de la escalada es el equilibrio, el movimiento y la eficiencia de ese movimiento. Por supuesto, hay situaciones en el que puedes hacer un movimiento con la punta de los dedos y con un solo brazo, te servirá en algunas situaciones, pero no te ayudará en el balance.

[bctt tweet=»Una buena posición corporal es la clave para realizar una escalada efectiva y segura.» username=»@massaventuras»]

Tips

Presiona tu pie en la dirección opuesta a tu empuje para crear una contrapresión.

Empuja en la dirección opuesta con la otra mano o con un pie enganchado.

Inclínate con fuerza y usa el peso de tu cuerpo como contrapeso.

Técnicas de Escalada: Movimientos

A continuación, te daremos una lista de movimientos comunes,  con sugerencias sobre cómo abordar diferentes terrenos y características. Pero ten esta advertencia en mente: No hay reglas. Cada tipo de escalada requiere una técnica diferente. Trata de no concentrarte demasiado en la forma en que se debe hacer. Usa tu intuición.

Manteling

Esta técnica consiste en presionar hacia abajo, usando los músculos de los brazos y los hombros para llevar las presas hasta o por debajo del nivel de la cintura, y llevar los pies hacia arriba de manera que se junten con las manos, como si estuvieras saliendo de una piscina.

Para realizar esta técnica se requiere hombros y tríceps fuertes, buen equilibrio y flexibilidad para «emparejar» tu pie y tu mano.

Los mantos son necesarios cuando rematas, pero también son útiles para escalar a media altura cuando tienes un buen lugar de donde agarrarte y necesitas elevar los pies.

Stemming

Stemming es empujar contra dos superficies opuestas. Esto podría ser en una chimenea, en una esquina o en una pared plana que tenga una característica grande y sobresaliente.

Puede utilizar cualquier combinación de manos y pies, pero la clave es usar la contra-presión para mantener el equilibrio. La maniobra requiere la fuerza de los músculos más grandes de las piernas, por lo que es una forma extremadamente eficiente de escalar.

El Stemming es una excelente técnica que debes dominar porque te brinda estabilidad y seguridad cuando se cansan los brazos.

stemming
Ejemplo de Stemming                                           Imagen de Laurence DERIPPE en Pixabay

Lay-Back o Reclinar

Es una posición de oposición, donde tus pies los empujas contra la pared mientras usas asideros laterales consecutivos (que es generalmente una grieta larga), en dirección opuesta. Esta es una técnica importante, pero extenuante, por lo general requiere un ritmo aleatorio: mano, mano, pie, pie. Mantén tus brazos rectos y tus pies altos.

Cuanto más cerca estén tus pies de tus manos, más agotador será la posición, pero más encerrado estarás. Mientras más suave y empinada sea la roca, más debes subir tus pies.

Los lay-back se encuentran a menudo en las grietas de los divisores o en los diedros con fisuras. Si te detienes en medio de un lay-back para colocar el equipo, puede ser agotador.

Cuando estés reclinando en un diedro, traba tu pie inferior, en el interior de grieta, el dedo gordo del pie hacia arriba, frota y coloca tu pie exterior contra la roca. Por lo general, puedes friccionar el hombro y el costado, y así le quitaras parte del peso a los brazos.

Puedes usar un reclinado en cualquier momento que estés en una grieta (el atasco no es una opción), o si tienes una pared opuesta contra la cual empujar, como en una fisura diédrica.

tecnicas de escalada
Ejemplo de Lay-Back o Reclinar Cortesía: rockandice.com

Drop-knee

Consiste en acercar las caderas a la pared y utilizar puntos de apoyo que de otra manera no se pueden usar. Para dejar caer la rodilla, debes colocar el borde exterior de tu pie en una posición de sujeción luego, gira la rodilla hacia abajo.

Ahora, estira la otra pierna hasta la posición de agarre usando la punta frontal de su dedo del pie y luego gire la rodilla hacia la pared. Ten cuidado: el Drop-knee pueden irritar el cartílago de la rótula y / o estallar los tendones y los ligamentos de la rodilla.

Drop-knee es una excelente manera de colocar tu peso cerca de la pared en rutas que sobresalen. También es genial para descansar, pero es especialmente bueno cuando necesitas un alcance adicional en una pared empinada o colgante.

Paso atrás

Un paso atrás es lo opuesto a un paso normal. En lugar de pisar con el dedo gordo del pie y las caderas cuadradas hacia la pared, gira tu cadera hacia el costado y pisa con el borde exterior (lado del dedo pequeño del pie) de tu zapato.

Este movimiento hacia atrás ayudará a que tu cadera se acerque a la pared, lo que te facilita estirar los brazos y descansar. También puede proporcionar suficiente extensión para llegar un punto de apoyo difícil de alcanzar. Los pasos hacia atrás son especialmente útiles para ahorrar energía en rutas empinadas y que sobresalen.

Balanceo o Flagging

Es pegar una de tus piernas hacia los lados como contrapeso contra el resto de tu cuerpo. Esta técnica se usa a menudo para evitar las » barn dooring,», que es cuando tu cuerpo se aleja de la roca.

El balanceo es ventajoso en cualquier momento en que estés usando presas y estén todas en el mismo lado de tu cuerpo, porque eso acumula todo tu peso hacia un lado, debes simplemente balancear la pierna hacia el otro lado de tu cuerpo para mantenerte en equilibrio. El Flagging también es ideal para cuando tienes que estirarte mucho hacia un punto de apoyo  y necesitas un poco de peso en el lado opuesto para contrarrestarte.

Flagging
Ejemplo de Flagging Cortesía: rockandice.com

Underclings

Este movimiento consiste en agarrarte de parte inferior de un punto de apoyo (juggs, presas, rocas, etc.) para impulsarte. El uso de Underclings puede parecer contra intuitivo al principio, porque en lugar de tirar hacia abajo, estás tirando hacia arriba.

Una de las claves para un buen underclings es encontrar buenos y altos puntos de apoyo para que puedas mantener la tensión corporal empujando con los pies mientras te impulsas hacia arriba. Mantener los pies en alto mantiene el agarre alrededor del nivel de la cintura y te permite mantener los brazos rectos.

Cuando se hace bien, un buen undercling te coloca en una posición sólida para alcanzar una elevación extra.

Empuje lateral

Un empuje lateral es cualquier retención que esté orientada para una tracción lateral. La clave para un empuje lateral bien ejecutado es equilibrar ese empuje lateral cambiando el peso de su cuerpo o aplicando una fuerza contraria.

Al igual que el underclings, los empujes laterales pueden resultar incómodos porque tienes que adaptar la dirección de tu empuje a la orientación de tu punto de apoyo. Pero una vez que tienes dominada esta técnica, puedes usar las presas a tu alrededor, y no solo las que están arriba.

Palming

Para realizar esta técnica debes empujar tu mano con la palma abierta contra la roca. El Palming puede ayudarte a mantener el equilibrio mientras reposicionas tus pies.

Es útil si no hay buenos asideros disponibles. La aplicación de esta técnica también es útil cuando se hace stemming porque te permite aplicar una contra presión. Y en las subidas de losas, las palmas con los dedos hacia abajo son especialmente útiles.

 

técnica escalada palming
Ejemplo de Palming Cortesía: outdoorsireland.blogspot.com

Hasta acá nuestro artículo sobre técnicas de escalada. Esperamos que sea útil para futuros escaladores o para aquellos que deseen mejorar su técnica.

Una vez más gracias por leernos 😀

Si te ha gustado dale Like o Compártelo

Amazon y el logotipo de Amazon son marcas comerciales de Amazon.com, Inc o sus filiales.

Deja una respuesta